Islas de Toronto

Islas de Toronto

Las Islas de Toronto son uno de mis lugares favoritos de Toronto. Se trata de un pequeño conjunto de islas situadas en el Lago Ontario, a poca distancia del Downtown, y comunicadas entre sí con varios puentes.

Son todo un oasis de tranquilidad frente a la agitación de la ciudad, ya que prácticamente todas ellas son un parque -con excepción de algunas zonas de ocio, algunas escasas casas y un pequeño aeropuerto regional en uno de sus extremos-. Ofrece la posibilidad de disfrutar de largos paseos por sus senderos, buenas posibilidades para una tarde de picnic o, incluso, tomar un baño en una de sus playas. Además, desde la zona de las mismas más cercana a la ciudad se tienen algunas de las mejores vistas del paisaje urbano de Toronto.

Para llegar a ellas hay tres rutas de ferry que parten desde el muelle del final de Yonge Street. Cada una de ellas lleva a una zona diferente de las islas, aunque la ruta que va a Centre Island es la más popular.

El billete de ida y vuelta cuesta (en el año 2012) 7 dólares y el servicio se presta con bastante frecuencia en los meses de verano y algo más aisladamente durante el resto del año. Muy recomendable.

Anterior: | Siguiente:

Artículos más recientes

Torre Toronto
CN Tower

Es el gran símbolo de Toronto. Caracteriza su skyline y es la mayor atracción turística de la ciudad. Durante mucho tiempo fue la torre de comunicaciones más alta del mundo y es una de las construcciones más elevadas del continente americano.

Clima en Toronto

Aunque todos pensamos que el clima de Toronto está marcado por el frío del invierno, la ciudad nos ofrece también una primavera suave y un verano caluroso. ¿Qué hay de cierto en el mito de Toronto como una ciudad gélida y qué tenemos que hacer cuando llega el invierno?

Tours en Toronto
Tours y excursiones organizadas en Toronto

Toronto tiene muchísimo que ofrecer al visitante y la mejor manera de descubrirlo es, muchas veces, acudiendo a los pequeños tours temáticos organizados por guías locales. Aparte, por supuesto, de la imprescindible excursión a las Cataratas del Niágara.