Algonquin Park

Algonquin Park

El Parque Provincial de Algonquin es la principal referencia natural de la zona y uno de los parques naturales más apreciados del país. Está considerado como Patrimonio Histórico Nacional y su extensión protegida actual ocupa más de 7.500 kilómetros cuadrados, una superficie similar a la cuarta parte de un país como Bélgica. Por tanto, si queremos explorarlo bien puede llevarnos varios días, aunque también tenemos la posibilidad de acercarnos un día o un fin de semana para un paseo corto.

El parque cuenta con fantásticos paisajes naturales y uno de sus principales atractivos es caminar por la naturaleza a nuestro aire con la posibilidad de bañarnos en alguno de sus más de 2.000 lagos o hacer una ruta en canoa. Habrá también buenas posibilidades de ver animales, especialmente los castores, el animal nacional de Canadá. También tenemos la posibilidad de participar en excursiones de pesca, bicicleta de montaña o montar a caballo, ya sea por nuestra cuenta o con alguna de las empresas de los pueblos de alrededor que organizan estas actividades.

La mejor época para visitarlo es el verano, en el que podremos disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor, sin los rigores del mal tiempo. También es interesante visitarlo a principios del otoño, cuando las hojas de los árboles cambian de color antes de caer. En invierno, no obstante, aunque frío y aislado, es una buena opción para los aficionados al esquí de fondo, con varios caminos abiertos.

El camping es una de las opciones más interesantes para alojarse en la zona si queremos quedarnos varios días. Alrededor del Parque hay varias zonas acotadas para la acampada -aparte de otros campamentos con bungalows y otras construcciones- y dentro se nos permite la acampada sólo en aquellos lugares a los que se puede llegar a pie o en canoa, para evitar la entrada masiva de turistas.

Llegar desde Toronto a Algonquin Park en transporte público no es fácil. Hay que ir hasta Maynooth en un autobús de Greyhound -con transbordo incluido- y, desde allí, buscar algún medio de transporte hasta el parque. Hay varios operadores turísticos en Maynooth que ofrecen excursiones o actividades que pueden acercarte hasta allí. El viaje en autobús desde Toronto a Maynooth dura alrededor de cuatro horas y el servicio no es muy frecuente, así que mira los horarios antes de planear el viaje.

Aparte de esto, hay un servicio de autobús en los meses de primavera y verano llamado Parkbus, que hace el recorrido entre Toronto y el Parque. Eso sí, es muy irregular y no tiene periodicidad, por lo que hay que tener muy en cuenta los días de salida y regreso en su web: www.parkbus.ca. Lo mejor para llegar hasta allí es, sin duda, alquilar un coche.

Eso sí, hay una compañía de turismo llamada Moose Travel -principalmente destinada al público joven, pero abierta a todos- que cuenta con un tour de tres días que ofrece transporte desde Toronto, alojamiento, casi todas las comidas y actividades por precios que van desde menos de 500 dólares canadienses y que puede resultar más barato que hacer la excursión por nuestra cuenta.

Artículos más recientes

Torre Toronto
CN Tower

Es el gran símbolo de Toronto. Caracteriza su skyline y es la mayor atracción turística de la ciudad. Durante mucho tiempo fue la torre de comunicaciones más alta del mundo y es una de las construcciones más elevadas del continente americano.

Royal Ontario Museum
Royal Ontario Museum

El Royal Ontario Museum (ROM) es el museo más conocido y más visitado de la ciudad, aparte de ser uno de los mayores museos de toda Norteamérica. En lo que respecta a Canadá, es el principal museo de sociedades y cultura mundial y de historia natural.

Tours en Toronto
Tours y excursiones organizadas en Toronto

Toronto tiene muchísimo que ofrecer al visitante y la mejor manera de descubrirlo es, muchas veces, acudiendo a los pequeños tours temáticos organizados por guías locales. Aparte, por supuesto, de la imprescindible excursión a las Cataratas del Niágara.